La Sociedad Española de Psiquiatría Biológica (SEPB), la Sociedad Española de Microbiota, Probióticos y Prebióticos (SEMiPyP) y Sociedad Española de Neurología (SEN) han elaborado un Documento de Consenso sobre la Microbiota y el uso de Probióticos/Prebióticos en patologías neurológicas y psiquiátricas, coordinado por la Ana González-Pinto, expresidenta de la SEPB, Mónica de la Fuente (SEMiPyP) y Francesc Pérez i Miralles (SEN). El objetivo del documento es corregir el poco impacto que hasta ahora ha tenido el conocimiento de la microbiota en la medicina. “La microbiota es esencial para los seres vivos y la relación que mantenemos con ella es habitualmente mutualista, ya que sus microorganismos nos proporcionan una serie de ventajas que van desde la protección frente a la invasión por agentes patógenos y el desarrollo del sistema inmunitario a la colaboración en la digestión de componentes de la dieta, la provisión de vitaminas y otros nutrientes esenciales o el desarrollo neurológico en las primeras etapas de la vida”, aseguran los coordinadores en el prólogo. De hecho, continúan, “en los últimos años, se han relacionado muchas enfermedades neurológicas y del campo de la salud mental con una alteración del eje microbiota-intestino-cerebro, comunicación bidireccional, en el que la microbiota intestinal se va a comunicar con los sistemas homeostáticos (el nervioso, el endocrino y el inmunitario) en el intestino y, desde esa localización, a través de diferentes vías, con el cerebro, influyendo en su funcionamiento”.

Por ello, las tres sociedades se han unido en la realización de este consenso con la finalidad de poder encontrar algunas respuestas a muchas patologías neuropsiquiátricas de difícil manejo para mejorar la calidad de vida de estos pacientes.

Puede descargar el documento aquí.